Saltar al contenido

Trikonasana, o Postura del triángulo, Aprende a hacerla en casa

Postura del triángulo (Trikonasana)

El yoga es una disciplina que te permite alcanzar el equilibrio de tu propio ser, además de que te brinda una gran cantidad de beneficios por medio del trabajo físico y mental. Debido a que a través de las posturas yoga, obtienes beneficios espirituales, físicos y mentales que no conseguirás con otra disciplina. Hoy hablaremos de la Trikonasana.

En la actualidad, el yoga se ha popularizado, y es por ello que muchas personas lo practican en grupo, individual; en espacios abiertos o desde la comodidad de tu hogar. Por lo tanto, si alguna persona quiere iniciarse en este mundo no tiene excusas para no hacerlo. Ya que puede practicarlo a través de posturas de yoga individuales o también atreverte a disfrutar de posturas de yoga de dos personas, posturas de yoga challenge, y por qué no disfrutar con tus amigos de posturas de yoga para tres.

Esta es una disciplina que necesita dedicación, paciencia y mucho esfuerzo. Puede ser practicada por cualquier persona, ya que su principal requisito es la respiración y tener conciencia de que los ejercicios a practicar unen cuerpo y mente. Esta disciplina contempla una gran cantidad de posturas de yoga  o asanas, hoy vamos hablar de la postura del triángulo.

Chica en gimnasio haciendo la Trikonasana

La postura del triángulo o también llamada trikonasana; es muy sencilla de realizar, y nos permite fortalecer varias partes de nuestro cuerpo como los brazos, piernas. Además de trabajar la flexibilidad y el equilibrio. También puedes realizarla en pareja; a través de la postura de yoga de dos personas, aplicándole más grado de dificultad a la misma.

Cómo realizarla

Para realizar la postura del triángulo o cualquier postura de yoga es importante contar con una colchoneta; una vez que la tengas, colócate de pie sobre ella y empiezas la postura del triángulo con un paso grande del lado derecho hacia el otro lado; asegurando que la parte interior de tus muslos se estire y tus piernas queden bien separadas entre ellas. Tu pie derecho debe  quedar en dirección hacia el lado y el izquierdo de frente.

Una vez que adoptes esta posición; abre tus brazos en forma de cruz y estirándolos te inclinas de forma lateral hacia el lado derecho manteniendo tus brazos en cruz y bajando  tanto como puedas. Tu cabeza siempre debe mantener la mirada hacia arriba.

Aunque es posible que al principio no se te haga muy sencillo practicarla con constancia y paciencia lo lograras. Puedes incluirla en tus rutinas de posturas de yoga challenge.

Chica haciendo lloga, preparandose para hacer la Trikonasana

Beneficios de la postura del triangulo

Estas posturas de yoga fáciles te brindan una gran cantidad de beneficios; por lo que a continuación te mencionamos algunos de ellos:

  • Fortalecer y estirar zonas como músculos de la cadera, las rodillas, los tobillos, los muslos, los abdominales, la  ingle, la pantorrilla, el hombro y la columna vertebral. Además de fortalecer tu conciencia y empatía.
  • Con esta postura también trabajas tu sistema de circulación con la estimulación del mismo y mejora tu digestión.
  • Le da a tu cuerpo una sensación de ligereza permitiéndote entrar en un estado de relajación de cuerpo y mente. Lo que te ayudara mejorar el control de las emociones.

Namaste.

[ssba-buttons][simple-author-box]