Postura de la Vaca o Bitilasana

La Postura de la Vaca o Bitilasana, es una postura que tiene ciertos niveles de dificultad. Sin embargo, está dentro del rango de posturas fáciles de yoga. Además de que suele confundirse con la postura de la cara de vaca. Sin embargo, son dos posturas distintas. Ya que con la postura de la vaca, podrás calentar los músculos de tus piernas, caderas y hombros. Y recibe ese nombre, porque vista desde arriba es similar a la forma de la cara de una vaca. 

Mujer haciendo Bitilasana

Además, está es de las posturas de yoga que se encargan de complementar a marjaryasana, o postura del gato, ya que por lo general estas dos asanas se hacen juntas. Debido a que ambas empiezan desde la posición cuadrúpeda, tal cual como la postura del perro. Además de que las dos sirven para aumentar la flexibilidad en el torso, y así poder tonificar los músculos de tu abdomen.

Beneficios de la postura de la vaca 

chica haciendo yoga

La Postura de la Vaca se caracteriza por ser una de esas posturas que tienen una larga lista de beneficios. Por lo tanto, entre los principales beneficios de esta postura tenemos: 

  • Te ayuda a aumentar la flexibilidad de todos los músculos de tu espalda. Por lo que es ideal para tratar la escoliosis.
  • Te ayuda a mejorar todos los aspectos relacionados a la coordinación corporal. Sobre todo si la practicas en conjunto con la Postura del Gato, en nuestro yoga challenge.
  • Te permite fortalecer los músculos de tu cuello y de tu espalda
  • Tonifica y fortalece los brazos.
  • Previene los dolores de cabeza.
  • Le brinda un buen masaje a tus órganos abdominales.
  • Ayuda a mejorar tu actitud postural, es decir, te ayuda a mantener la espalda recta y estirada.
  • Es ideal para activar la circulación de la sangre.
  • Es una asana que puedes practicar con más personas. Por lo tanto, es ideal para realizar yoga para dos.
  • Uno de sus beneficios es que actúa como un desestresante natural, ya que te ayuda a calmar la mente. 

Bitilasana paso a paso

muñeco haciendo la postura de la vaca

Para poder realizar la Postura de la Vaca, debes hacer lo siguiente:

  • La posición inicial que debes adoptar es la postura cuadrúpeda (como en balasana). Es decir, con tus rodillas y tus manos apoyadas en el suelo. Estando muy atento o atenta de que tus rodillas estén a la altura de las caderas y las manos justo bajo los hombros.
  • Una vez que estés en esta posición debes tener especial cuidado en que tu espalda esté completamente recta.
  • Eleva todo lo que puedas tu pelvis y la cabeza. Y al mismo tiempo, haz que tu estómago baje, una vez que estés en esta posición, inspira durante cinco segundos.
  • Sigue manteniendo la respiración durante diez segundos. Y una vez transcurrido ese tiempo, expulsa el aire lentamente mientras vuelves a la posición cuadrúpeda.
  • Una vez que regreses a la posición inicial, inspira profundamente y repite de nuevo la postura. Y continúa con tu hatha yoga posturas.

Otras posturas que te pueden interesar son: agnistambhasana y garudasana. Aunque debes ser consciente de que ambas tienen un mayor nivel de dificultad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *