Saltar al contenido

Parsvottanasana, descubre los beneficios de la postura de la pirámide

Parsvottanasana o la postura de la pirámide

La parsvottanasana es una postura utilizada en el yoga para estirar. Parsva significa costado, ottana significa estiramiento intenso.

También se llama la postura de la pirámide. Lo que hace es básicamente tonificar los abdominales y corregir problemas de los hombros. Además de ser una de las posturas principales del Yoga Challenge.

madre e hija haciendo la parsvottanasana

Pasos para hacer la parsvottanasana

De pie, junta las manos detrás de la espalda y lleva los codos detrás de la espalda.

Pon las palmas de las manos juntas a media altura y tocando con los dedos los omóplatos. Después tendrás que separar las piernas aproximadamente un metro.

Coloca el pie derecho 90 grados hacia fuera y el pie izquierdo hacia dentro. Entonces gira el cuerpo a la derecha. Trata de mantener los dedos de los pies en línea con el cuerpo.

Una vez que estés en esta posición, inclínate hacia delante y apoya la cabeza en la rodilla derecha. En ese momento, tendrás que hacer una flexión adelante sobre una pierna.

Quédate así durante 20 segundos. Luego incorpórate y repítelo, esta vez hacia el lado izquierdo. En caso de que no puedas juntar las palmas de las manos detrás de la espada, hazlo agarrándote una muñeca.

Esta postura proporciona flexibilidad a las articulaciones de la cadera y de la columna vertebral. También tonifica los órganos de las abdominales y corrige los hombres redondos.

Además, si tienes los hombros caídos la parsvottanasana beneficios mejorará tu postura. Es uno de los mejores ejercicios que puedes implementar en tu entrenamiento diario para mejorar enormemente tu salud.

mujer haciendo la parsvottanasana

Señales de que estás haciendo la parsvottanasana mal

Una de las cosas que trataremos de evitar es que un glúteo esté más arriba que el otro. Para ello, intentaremos emparejar la altura de los glúteos.

Si no se toma el equilibrio correctamente, el torso tenderá a tambalearse. Esto sería señal de que la postura no se está realizando correctamente. Para encontrar ese equilibrio necesario en la postura, algunas personas tendrán que inclinarse más hacia delante, en cambio, otras hacia atrás. En este caso sería aconsejable ser observado por otra persona que pueda indicar si el cuerpo está en la posición correcta.

Una vez que consigas el equilibrio correcto, podrás internalizar esa posición a través de la percepción interna.

También es posible hiperflexionar la rodilla delantera. Si notas que se ejerce demasiada fuerza sobre la parte interior de la rodilla, significa que estás cometiendo otro error y deberás corregirlo, porque esto podría llevarte a una lesión.

Para ello, al bajar el cuerpo trata de empujar con el pie hacia atrás. Es muy importante para tener una buena base para estirar la pierna y no hacerte daño en la rodilla. Además, cuando vayas a bajar el cuerpo, trata de accionar el cuádriceps. Y por último, empuja la punta del pie hacia el suelo.

De esta forma podrás sostener la acción del cuádriceps durante las respiraciones que dura la postura. Hazlo acercando lo máximo posible la cara a la pierna.

Chica haciendo la parsvottanasana

Ayúdate con un cinturón de yoga o una cinta elástica

En caso de que no llegues a unir tus manos en la espalda, debido a que todavía no tengas la suficiente flexibilidad, puedes utilizar un cinturón de yoga, o una cinta elástica ligera y resistente. Para utilizar este complemento correctamente, deberás cogerlo con firmeza con la distancia correcta y de forma bien tensa. De esta forma se evitarán malas posturas.

[ssba-buttons][simple-author-box]