GOMUKHASANA o postura de la Cabeza de vaca 

Gomukhasana: Gomu = vaca   mukha = cara    asana = pose

Gomukha significa aquél cuya cara asemeja una vaca

Representa un tipo de instrumento musical, estrecho en un extremo y ancho en el otro, como la cara de una vaca.

Esta postura es perfecta para hacerla junto a nuestro yoga challenge de 1.

Beneficios de la Gomukhasana

  • Conciencia de los patrones de respiración
  • Facilita movimientos sutiles en los hombros, brazos, caderas y piernas.
  • Fomenta la tonificación y la conciencia desde el paladar hasta la pelvis.
  • Fomenta la reflexión interna.
Mujer haciendo la Gomukhasana

Postura de la cabeza de vaca

A cuatro patas, cruza la rodilla derecha sobre la izquierda, apilando una encima de la otra. Siéntate entre tus piernas cruzando ambas piernas en la colchoneta. Si una pierna es más alta que la otra, te recomiendo que la hagas sobre un bloque o una manta.

Inhala, extiende tu brazo derecho hacia un lado, luego gira el brazo hacia adentro para que el pulgar mire hacia el suelo. Exala, dirige tu brazo hacia detrás de la espalda, dobla el codo y sube la mano hacia el cuello. Gira el hombro derecho hacia atrás y hacia abajo.

Inhala, extiende el brazo izquierdo hacia adelante, con la palma hacia arriba y apunta con el brazo hacia el cielo. Exhala, dobla el codo. Agarra tus dedos. Usa una correa o una toalla si no llegas a tocarte los dedos.

Gomukhasana paso a paso

1.- Siéntate en el suelo con las piernas estiradas y rectas hacia delante.

2.- Coloca las palmas de tus manos en el suelo y eleva las nalgas.

3.- Dobla la rodilla izquierda hacia atrás y siéntate sobre tu pie izquierdo. Levanta las manos del suelo, eleva la piernas derecha y coloca el muslo derecho sobre el izquierdo. Levanta tus glúteos y ayudándote con las manos, acerca los tobillos y la parte posterior de los talones hasta que se toquen.

4.- Relaja los tobillos, manteniendo los dedos de los pies dirigidos hacia atrás.

5.- Eleva el brazo izquierdo por encima de la cabeza, dóblalo y coloca la palma de la mano izquierda debajo de la nuca y entre los hombros. 

6.- Desciende el brazo derecho, dóblalo y eleva el antebrazo derecho por detrás de la espalda hasta que la mano derecha esté al nivel de los omóplatos. Agarra tus manos entre los hombros por detrás de la espalda.

7.- Mantén la postura de 30 a 60 segundos, respirando con normalidad. Mantén el cuello y la cabeza erguidos y mira hacia delante en línea recta.

8.- Sueltate las manos, estira las piernas y repite la postura al otro lado durante el mismo tiempo, sustituyendo «izquierda» por «derecha» y viceversa. 

9.- Después suelta las manos, estira las piernas y relájate. Deja la pose al inhalar. 

¡Cuando se respira suavemente para cultivar una sensación de calma interna y estabilidad se logran los objetivos de esta postura!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *